La lactancia es la fuente fundamental de nutrición para el bebé. Evite derrocharla en protectores para lactancia descartables que sólo evitan manchar sujetadores y prendas. La OMS y UNICEF recomiendan la

lactancia

materna exclusiva durante los primeros 6 meses y su continuación hasta los dos años o más. Dar el pecho supone un importante ahorro económico dado el alto precio de los sustitutos de la leche materna y todos los complementos que rodean la alimentación artificial. Con Milkies no sólo ahorrarás, sino que al no desperdiciar leche materna, favorecerás el crecimiento sano de tu hijo, estimularás su desarrollo físico y emocional y crearás un vínculo afectivo entre la mamá y el bebé.